Fusiones y Adquisiciones de Emprendimientos

097-Taller-A-IMG_5533-e1481113020112.jpg

Hoy en día, nuestro país y el mundo entero, viven en un entorno dedicado a la innovación y al emprendimiento, cada vez más las políticas públicas de los Estados, están enfocadas a generar un ecosistema que le permita a sus ciudadanos crear emprendimientos innovadores, no solo por la activación de la economía que esto genera aumentando la competitividad, sino también por la disminución del empleo, entre otros factores. Este escenario, también ha despertado el interés por parte de las grandes empresas de observar atentamente el ecosistema del emprendimiento, con miras a aumentar sus niveles de competencia, de innovación y de posicionamiento, por lo cual se han generado grandes procesos de fusiones y adquisiciones, donde estas empresas grandes buscan incorporarse o incorporar estos nuevos emprendimientos.[1] Lo primero que se debe analizar, son las ventajas que puede traer para un emprendedor, que una empresa grande la adquiera o se fusionen, los cuales pueden ser:

  1. Mayor rentabilidad, en el sentido de que los instrumentos de producción son mejor utilizados, manejados por un único gestor y, obviamente, hace que los costos de producción se reduzcan.

  2. La sociedad que es absorbida o que, recibe la capitalización, se convierte en una sociedad mucho más sólida desde el punto de vista económico, pudieron hacer inversiones importantes que le generen mayor rentabilidad.

  3. El aporte que puede significar, la adquisición por parte de una empresa grande frente al emprendedor, es que le puede imprimir a esta última, toda su experiencia técnica, administrativa y comercial, permitiéndole así a este emprendedor, aumentar su productividad, ser más eficiente y, obviamente competir en el mercado[2].

  4. Otra ventaja que se genera de las fusiones y adquisiciones, resulta de las sinergias que resultan de estos procesos. Al emprendedor, le genera una mayor participación en el mercado, influir en el precio del mercado y mantener niveles de inventario constante. Mientras que, para la gran empresa, le significa adquirir nuevos talentos, productos innovadores y mayor nivel de competitividad, entre otros.

En segundo lugar, es procedente revisar algunas desventajas que se pueden derivar para el emprendedor de una fusión o adquisición:

  1. La primera desventaja puede ocurrir desde el punto de vista laboral, normalmente las fusiones, implican una reducción de personal, lo cual puede hacer que al inicio de las mismas, se genere un mal clima laboral debido a la incertidumbre que pueden llegar a sentir los empleados, especialmente cuanto el emprendedor es empleado de la misma, va a requerir o solicitar cláusulas que le permitan continuar siendo empleado de la compañía, lo cual resulta obvio pues es quien tiene el know how de su negocio.Otro aspecto que se relaciona con el ámbito laboral y, especialmente sucede en las fusiones, es que la empresa grande ya tiene una “cultura” propia y, por ende, sus empleados también, generando dificultades para que los empleados del emprendimiento ingresen a una cultura laboral mucho más diferente que la que se vive en el mundo emprendedor.

  1. Adicionalmente, puede generar pánico o confusión para “terceros” de la sociedad absorbida, toda vez que habrá duda sobre ¿Quién realizará el pago de las acreencias?, ¿Qué pasará con los contratos vigentes?, entre otras inquietudes.

  2. Frente las adquisiciones, puede suceder que quien adquiera la compañía tome el control de la misma, lo cual evidentemente genere complicaciones corporativas para el emprendedor, incluso puede generarse dilución en la participación accionaria del mismo, haciendo que con el paso del tiempo, este emprendedor sea excluido de la compañía.

Estas desventajas, pueden mitigarse, evitarse o estructurarse, si se tienen en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Realizando un proceso de manera clara, transparente y con unos tiempos prudentes, pues los extremos puede generar debilidad y complicación en la estructura y consolidación de la fusión o adquisición.

  2. Estructurar de forma diligente el proceso de Due Diligence, es decir, conocer la situación real de la compañía que se adquiere o se fusiona. Este aspecto es complicado en los emprendedores, pues normalmente los emprendimientos nacen de manera informal o, no hay mucha inversión en la estructuración legal, contable y financiera de la misma.

  3. Estructurar unos documentos sólidos que permitan mitigar contingencias. Unos acuerdos de accionistas, contratos, reformas estatutarias y demás documentación legal, que blinde a las partes, especialmente al emprendedor, quien en la mayoría de los casos es la “parte débil” de la negociación.

En conclusión, puede observarse que los procesos de adquisiciones y de fusiones, los cuales son constantes en nuestra economía y mercado, puede ser muy beneficioso para los emprendedores, siempre y cuando se tengan en cuenta las recomendaciones realizadas, así como otras, que le permitan garantizar muchas ventajas en estos procesos y, mitigar las contingencias que puedan presentarse. De esta manera, la perdurabilidad de los emprendimientos va a ser mayor, va a ver más competencia y, evidentemente, mayores niveles innovación.

En caso de que tú y tú empresa estén pasando por este proceso, puedes contar con nosotros!!

 

 

[1] Ver por ej., Té Hatsu, un emprendimiento antioqueño de bebidas (Té) que vende al consumidor un nuevo concepto de las mismas, fue adquirida por Postobon S.A., en 2015: